alcodenuncias@yahoo.es

Animales Libres de Crueldad y Opresión

En Tailandia los elefantes son separados de sus madres desde pequeñitos para ser usados en atracciones y hacerlos trabajar para que la gente se monte en ellos, creyendo que son felices así. Jamás un animal silvestre será feliz lejos de sus congéneres, su hábitat  y para colmo maltratado y torturado horriblemente para que su espíritu se quiebre y solo obedezca órdenes, como si fuese un esclavo o autómata.  En un artículo de la Revista Magazin aparecen fotos y se explica cómo se “entrenan” los elefantes.  Es terrible y deprimente.

En su medio natural, los elefantes están unidos de por vida a los miembros de su familia por fuertes lazos. Recorren largas distancias (lo que es esencial para su bienestar físico y mental) y cuidan los unos de los otros, enseñando a los elefantitos a sobrevivir, avisándose de los peligros y compartiendo la comida.

Existen muchas promociones turísticas para ir a ver a los elefantes en Tailandia. Muchos turistas no saben cómo estos elefantes han sido entrenados para trabajar para el ser humano.  Algunas promociones dicen:  Primero, observaremos el baño de los elefantes en el río y posteriormente seguiremos a estos paquidermos en su inteligencia con mucha memoria en un espectáculo-show. Después continuaremos a montar a lomos de elefantes durante una hora a través de la selva.

En 1993, Honey, una hembra joven de Surin que viajaba por el norte participando en espectáculos para obtener ingresos, fue atropellada por un vehículo y así se le fracturó la pelvis. Luego pasó tres meses agonizante. Si estos elefantes estuvieran libres en la selva jamás aceptarían que nadie se suba a sus lomos ni trabajarían para nadie; pero como su espíritu está roto carecen de voluntad y solo les queda obedecer a su “amo”.

Asimismo, en los zoos los elefantes llevan unas vidas miserables, encerrados en recintos pequeños (a veces minúsculos) sin una brizna de hierba o un árbol, unas veces solos y otras compartiendo su encierro con otro elefante que le es extraño y por el que no sienten empatía. Con sus naturales instintos de manada frustrados, suelen enfermar por la falta de ejercicio y de contacto social.

En el caso de los circos hay que añadir el perpetuo encadenamiento, el no poder moverse jamás salvo el ratito que salen a la pista, su vida en recintos diminutos, las torturas a las que los someten para que hagan los “numeritos” que un elefante jamás haría de forma espontánea, los constantes y agotadores viajes metidos en carromatos, la angustia y el estrés de las luces y ruidos de la pista. La vida de los elefantes en los circos es un auténtico infierno

Nunca vayas a Tailandia hasta que no prohíban tanta crueldad con estos animales e incluso otros más. Tampoco vayas a los circos que usan animales, con eso solo apoyas su explotación y su maltrato.

 

SÍGUENOS

Autor: Erika Martínez O´higgins

Comunicadora social, capacitadora laboral, miembro de ALCO como voluntaria en la protección de los animales.

Más artículos en ALCO

COMENTA Y DA TU OPINIÓN.

Loading Facebook Comments ...

7 Comentarios

  1. Carolina Lomparte

    no puedo creer que la gente pueda ser tan mala!!! a mi lo unico que me provoca hacerle a ese animal es tocarlo y hacerle cariño o tan solo observarlo… me parte el alma y me hace pensar en que tal vez el mundo debería acabarse.. definitivamente este es el infierno… estoy sin palabras …

  2. Animales Libres de Crueldad y OpresiónAdmin

    Exactamente, este mundo es el infierno, sobre todo para los animales.

  3. Olivia

    Me duele la cabeza de solo pensar en la gentuza esta maldita que maltrata a los elefantes y demas animales. Ojala mueran con dolor y luego se vayan al infierno.

  4. Mayra

    Algún día el cielo… vengara todo esto!!

  5. Carolina Stefani

    Solo nos queda reflexionar ante tanta barbarie, tomar conciencia y enseñar a las demas personas que se debe guardar respeto por los indefensos animales y por la naturaleza.

  6. elizabeth

    malditos humanos pero todo se paga,y los animalitos tendran siempre su cielooo

  7. ANGHELA

    Tanta crueldad…tanto afán de maldad, todo por un poco de dinero, personas mediocres, malvadas y crueles. Si eres pobre o rico, inteligente o ignorante, simepre los maltratas “por necesidad”. Y por necesidad te aborresco, porque no existe excusa.

Déjanos tu comentario sobre este artículo

Facebook

Likebox Slider Pro for WordPress
A %d blogueros les gusta esto: