alcodenuncias@yahoo.es

Animales Libres de Crueldad y Opresión

La campaña ¡FUERZA TOROS! se inició con el único objetivo de abolir los espectáculos cruentos como las corridas de toros y las peleas de gallos en el Perú.

➡ Demanda de Inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional

El 18 de setiembre del 2018, hemos presentado Demanda de Inconstitucionalidad, ante el Tribunal Constitucional del Perú, contra la Excepción en la Primera Disposición Complementaria Final de la Ley de Protección y Bienestar Animal Nº 30407, cuyo contenido (resaltado con amarillo) es el siguiente:

Esta excepción, además de vulnerar derechos fundamentales protegidos por la Constitución del Perú, es discriminatoria, es contradictoria a la propia Ley Nº 30407, no tuvo el correspondiente proceso legal en el Congreso de la República para ser añadida a la Ley, etcétera.

➡ Información sobre este procedimiento

¿Qué es una Demanda de Inconstitucionalidad?

Es un documento que se presenta ante el Tribunal Constitucional para que este Organismo deje sin efecto una ley, parte de una ley o norma existente y vigente, por vulnerar la Constitución Política del Perú. Cuando una ley o parte de una ley o una norma queda sin efecto significa que es derogada. Es decir, que ya no tiene validez legal, es anulada. Sin embargo, el Tribunal tiene varias tipos de Sentencias con respecto a las demandas de inconstitucionalidad.

La Acción de Inconstitucionalidad es una vía legal que puede ayudarnos a lograr nuestro objetivo y la estamos realizando en paralelo a la vía del Referéndum. Ninguna invalida a la otra.

➡ Nuestra Demanda de Inconstitucionalidad

A principios de abril del 2018 adquirimos los formatos para recolección de firmas en el Tribunal Constitucional. Deben ser mínimo 5,000 firmas de ciudadanos peruanos que respaldan la demanda, como lo dicta la Constitución, para presentar una demanda de Inconstitucionalidad de parte de la ciudadanía ante el TC. La recolección se llevó a cabo en las calles y tuvo mucha aceptación de la ciudadanía. Conseguidas las firmas (más de las necesarias, pero pudimos recolectar muchas más), a mediados del mes de mayo, realizamos todos los procesos correspondientes ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y ante la Oficina de Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC) quienes se encargan de la verificación y certificación de las firmas, lo que demoró más de 3 meses. Finalmente, conseguidos todos los requisitos y verificaciones, presentamos la demanda ante el Tribunal Constitucional, el día 18 de setiembre.

La demanda de Inconstitucionalidad es solo contra la excepción en la Primera Disposición Complementaria Final en la Ley de Protección y Bienestar Animal Nº 30407, no contra toda la ley.

Aquella excepción en la Ley es la que hace posible que los espectáculos crueles con animales sigan siendo legales en el Perú y por lo tanto debe ser abolida.

¿Por qué hemos presentado la Demanda de Inconstitucionalidad?

Hemos presentado la Demanda de Inconstitucionalidad ante al Tribunal Constitucional porque debemos hacer valer nuestros derechos fundamentales. Hace años que los congresistas, a través de una excepción ignominiosa, discriminadora y contradictoria, añadida tanto a la anterior ley de protección animal Nº 27265 como a la nueva ley Nº 30407, vulneran, no solo los derechos de los animales (desgraciadamente aún no reconocidos legalmente), blindando la crueldad y tortura hacia ellos, sino también infringen nuestro derecho a la tranquilidad, a la dignidad, a la paz, a la libertad, a la seguridad, haciéndonos víctimas de violencia moral y psíquica, entre otros derechos que debemos salvaguardar y cuidar que se cumplan.

La excepción en la ley Nº 30407 quedaría sin efecto si el Tribunal Constitucional falla a favor de la Demanda, de la civilización, de la paz, de la justicia y la evolución del Perú. La excepción en la ley es la que vulnera derechos fundamentales de la Constitución del Perú, tanto de forma, como de fondo. Si el Tribunal Constitucional, por el contrario, declara la Demanda infundada y su Fallo es negativo, los miembros del TC quedarían como personas no éticas, antidemocráticas y no estarían protegiendo la Constitución ni los derechos fundamentales, anteponiendo un derecho inventado por un patético grupo de personas, de divertirse a costa del sufrimiento de los animales, a los derechos fundamentales de todos los peruanos. Si sucede esta injusticia acudiremos a tribunales internacionales.

➡ El Proceso que seguirá la Demanda de Inconstitucionalidad

La Demanda ya ha sido admitida a trámite por el Tribunal Constitucional, luego ésta debe seguir un proceso y dependerá del TC el tiempo que tome el mismo, pues para unos demora más de un año y para otros tan solo tres meses. El Congreso de la República ha sido llamado para dar sus alegatos y defensa ya que el demandado es el Congreso. Nos preguntamos ¿cómo podrá justificar aquella excepción en la Ley de protección animal a los espectáculos donde existe torturas a seres vivos que sienten tanto como un perro o un gato? Seguramente lo mismo de siempre: que son parte de nuestra “cultura arraigada en el Perú desde hace miles de años”. Pero esa justificación no tiene validez jurídica y no son costumbres declaradas como culturales por el organismo competente. Eso fue un engaño para excluir de la ley de protección a los toros, caballos y gallos explotados y torturados en aquellos espectáculos. El TC finalmente deberá dar una sentencia y nosotros creemos que será favorable pues los organismos estatales y la sociedad peruana ya está evolucionando.

Admisión a trámite de la Demanda

➡ La lucha debe ser tanto legal como en las calles

Desde aquí felicitamos a las personas que acuden a protestar cada año a la plaza de acho y otras plazas de torturas del Perú. Sin embargo, no basta con realizar marchas contra la barbarie que se comete contra los animales, no solo en las plazas de toros sino también en los coliseos de gallos, no basta con pararnos unas horas cada año frente a uno de estos recintos de la vergüenza para que se logre su abolición porque las protestas deben ir en paralelo con acciones legales. La “guerra” que más les afectará a las autoridades que tienen en su mano la prohibición de estos espectáculos, pero que no lo hacen por intereses personales, de sus amigos o sus cómplices, quienes promueven y participan de toda esa crueldad, es la legal porque es una herramienta que no solo podría lograr nuestro objetivo,  sino también es útil para sepultarlos tanto política como socialmente. Por esto, en este portal daremos a conocer qué gobernantes y políticos son asiduos a la tortura de animales.

Agradecemos a los activistas voluntarios que salieron a las calles a recolectar las más de 5,000 firmas en tiempo récord, a Juan Talavera Morales y a Laura Cahuana, abogados ad honorem quienes nos dieron sus consejos para la presente demanda y su firma, pero sobre todo, a los ciudadanos peruanos que firmaron esperanzados en que las autoridades del Perú no sigan blindando ni permitiendo espectáculos de sadismo y violencia hacia los animales y los prohíban.

¡FUERZA TOROS!

SÍGUENOS

Más artículos en ALCO

Comparte esta noticia en tus redes favoritas

Déjanos tu comentario sobre este artículo

Facebook

Likebox Slider Pro for WordPress
A %d blogueros les gusta esto: