César Landa, Jurista y Antitaurino Nos cuenta sobre el Fallo del TC que es importante para la defensa de los animales

César Landa Arroyo, fue magistrado y presidente del Tribunal Constitucional del Perú y fue también quien elaboró la tan acertada Sentencia 0042-2004. Sentencia del Tribunal que fue un acontecimiento importante para la defensa de los animales puesto que no solo se atendió el asunto de la demanda en sí, que era sobre los impuestos a los espectáculos públicos no deportivos (entre ellos corridas de toros),  sino también se dio valor a los Derechos de los animales, basándose en jurisprudencia, libros, declaraciones de la UNESCO, etc.  Hoy en día, César Landa es Decano y docente de la Facultad de Derecho de la Universidad Católicaes del Perú y nos recibió muy gustosamente para conversar y darnos su punto de vista sobre el tema legal de los animales en el Perú, en especial sobre las corridas de toros.

P: Cuando fue miembro del Tribunal Constitucional del Perú ¿qué lo llevó a ahondar más en la investigación para la Sentencia 0042-2004 sobre el tema de las corridas de toros?

R: Como magistrado en el tribunal siempre fui muy responsable de los proyectos que me ha tocado estudiar o ponente en todo caso de comentarlos y este ha sido uno, pero en especial por cuanto tenía que ver con un aspecto de carácter tributario inicialmente, la exoneración tributaria a los toros por considerarlos culturales. Y no me parecía que un organismo administrativo ejecutivo esté definiendo  la aplicación o no de un tributo que está aprobado por ley, pero además, y ahí viene lo sustantivo, si en esta actividad que está prohibida de exoneración a la Ley de impuestos de espectáculos públicos no deportivos, se fuera a burlar la norma al calificarla cultural para exonerarla. La Ley establecía el 12 por ciento y entonces al entrar a analizar el caso en concreto había una noción de que la vida no solamente de los seres vivos humanos, protegida en  la Constitución, es de importancia para un Estado constitucional si entendemos el significado de constitución y cultura. Y la noción entonces de un Estado constitucional con una cultura que va evolucionando me hacía recordar que en la época romana ponían al hombre con un tigre o un león o un toro y de ahí que surge la corrida históricamente, pero que el desarrollo humano hace pues  que hayamos dejado de hacer ese tipo de prácticas de diversión, donde el riesgo no solamente es del animal sino también del humano. Y en ese sentido es que la UNESCO tiene declaraciones que tienden a una abolición de este tipo de prácticas culturales y el Estado peruano reconoce y si ven a la persona humana como centro de los derechos  no por ello deja de establecer lo que se llama una Constitución ecológica desde la perspectiva de la protección del medio ambiente que ya no solo son recursos naturales sino también recursos vivos que forman parte de la vida humana, algunos más cercanos a nosotros.

Se discutirá si tienen sentimientos pero por lo menos hay sensaciones. Cuando uno llega a la casa y está la mascota saltando de alegría o de pronto se le bota y pone la cola entre las piernas y gime hay algo que al ser humano le hace sentir, digamos como un ser vivo y en consecuencia hay un grado de protección. Por eso hay leyes que protegen pues a las mascotas, incluso como un hecho criminal y penal en otros países y que también podría llevarse a cabo aquí. Creo que socialmente existe este valor hacia los seres vivos no humanos y en otras legislaciones incluso se les reconoce dignidad en algunos países nórdicos. Por eso, al investigar no solamente ahora sino ya con anterioridad sobre el Derecho de los animales, pude consultar a colegas del exterior, de Alemania, Estados Unidos, México, España, porque existe lo que se llama el Derecho de los animales y en particular a colegas de México y España porque las corridas de toros también existen allá y ahí el debate también es como el nuestro.

P: ¿Como educador se ha podido dar cuenta de lo que piensan los universitarios sobre las corridas de toros y espectáculos donde se maltraten y torturen animales? ¿Qué opinión le dan?

R: Mayoritaria y claramente están en contra de la corrida de toros. La semana pasada precisamente en un curso de Derechos Indígenas con dirigentes de diferentes Comunidades del Perú y del extranjero, les comenté sobre este tema ya que en los pueblos del Perú profundo también existe esta práctica como en Cajamarca, Ayacucho, etc. con mayor o menor intensidad y a veces se ha concebido la corrida de toros como una “fiesta brava” y elitista, ¿pero entonces si no fuera elitista sería democrática? ¿También sería permisible? Entonces discutimos sobre el Yawar fiesta, y otro tipo de prácticas y ellos consideraban también que hay que respetar la vida, en todo caso, si hay que sacrificar será por necesidad que es como nos organizamos socialmente pero no por diversión. Este sacrificio animal afecta psicológicamente incluso al propio ser humano y es un desprecio a la vida y a otro ser vivo.

P: ¿Por qué cree que existe tan poca legislación en el Perú para proteger a los animales a pesar de haber habido intentos de crear más?

R: Existe alguna legislación sobre protección a los animales domésticos. Pero yo creo que no hay una conciencia política del Estado en torno a esta “fiesta brava”. Salvo cuando hubo el cambio de monarquía a República se prohibieron las corridas de toros y peleas de gallos porque eran conductas, decía la norma en su momento, que exaltaban las viejas y malas costumbres monárquicas y que las virtudes republicanas tenían que afirmarse en torno al derecho a la vida no solamente de los seres humanos. Pero hay que tomar en cuenta que en esa época existía también la esclavitud de los negros, servidumbre de los indígenas y también en el caso de las mujeres no estaban tuteladas, entonces hay que entender que la protección de los animales está en función en principio de un desarrollo humano y civilizado, pero también ha habido circunstancias en las que se ha acompañado ese desarrollo de protección con diferentes regímenes.

P: ¿Cree entonces que con la República avanzamos en Derechos de los animales para luego retroceder?

R:  Sí. Ciertamente hay  retrocesos o avances que se dan en la protección de los animales pero creo yo que en algunos casos, por ejemplo en los domésticos se ha avanzado, creo que ha habido más conciencia. Sin embargo, la legislatura no tiene una posición clara sobre el derecho de los animales. Son vistos como objetos, los ofendes, los vendes, los tranzas, dispones de ellos, de su vida y su muerte. Pero en la medida de que el Derecho no salga de esa actitud tradicional y viene saliendo cuando de pronto hay cierta legislación en torno a protección de los domésticos, luego serán los toros, y estamos en el debate, más tarde serán, qué sé yo, los delfines u otros animales. Por ejemplo, en el tema de las vicuñas, existe la caza regulada, antes no había nada, antes se les cazaba impunemente en cualquier época del año, ahora por lo menos te dicen qué edad tiene que tener, tales números, tales periodos. Es poco pero hay algo.

P: ¿Cómo jurista qué opinión tiene sobre la Iniciativa legislativa Popular – Proyecto de Ley 1454/2012 “Ley que prohíbe el maltrato y sacrificio animal como parte de espectáculos públicos o privados”?

R: Me parece muy importante que haya tenido más de 60,000 firmas porque es un tema que socialmente indigna a las personas, sobre todo a los más jóvenes que es la más consciente de los valores que tiene la Naturaleza, no solo como medio ambiente sino también como vida de respeto. Yo creo que en ese sentido ha evolucionado la sociedad peruana. Las nuevas generaciones van a ir fortaleciendo esa cultura de buen trato hacia los seres vivos. En ese sentido creo que el proyecto expresa, quizás adelantándose, algo que en el futuro, si no es ahora, va a ser una Ley con toda seguridad consensuada  por la sociedad y el Estado.

P: ¿Cómo cree que se vería la imagen del Perú si se aprobara este proyecto?

R: Yo creo que con mucha avanzada porque si se aprueba significaría superar resabios de nuestra Historia cultural donde la muestra más tradicional es el trato incivilizado que se hace con algunos seres vivos  “inferiores”.

P: ¿Cree factible que se apruebe el Proyecto 1454/2012?

R: En nuestro sistema parlamentario hay proyectos que están pendientes, tal vez incluso de igual o mayor importancia en diferentes ramas. Entonces este tema va a estar en la cola si es que no hay una campaña nacional o a lo mejor internacional en torno al porqué es que debe ser aprobado el Proyecto. Pero en todo caso, debe mantenerse siempre en el candelero el debate en torno a la necesidad de esta Ley.

P: ¿Habiendo pertenecido a un organismo del Estado tan importante como el Tribunal Constitucional, desde ese punto de vista, cómo cree que reaccionaría el Estado ante la abolición de las corridas de toros y otros espectáculos crueles con animales?

R: Dentro del Estado existe el principio de legalidad y de constitucionalidad entonces si se aprobara una ley de esa naturaleza tendrían que respetarla, pero también es cierto que cuando el Tribunal Constitucional dictó la sentencia en ese entonces el presidente del Congreso Marcial Ayaipoma que es un taurino, además cría toros “de lidia”,  reaccionó obviamente en contra de la Sentencia y tengo entendido que dictaron una norma legal que redujo el pago de impuestos, ya no 12 por ciento sino algo de 8 por ciento. Digamos que hay siempre intereses creados, dentro del Estado o fuera de él. Como las corridas cada vez tienen menos público ellos se justifican pidiendo exoneraciones para poder mantenerlas porque no van a poder cubrir sus costos, el pago de los toreros, etc.

Muchas gracias.

¡FUERZA TOROS!

Algunos objetan que mientras haya hombres que sufren no podemos pensar en el sufrimiento de los animales. Pero ambos sufrimientos son percibidos por una misma sensibilidad común, y ambos son a menudo causados por la misma barbarie.  Isaac Rosa, escritor.

 

SÍGUENOS

Autor: Erika Martínez O´higgins

Autor: Erika Martínez O´higgins

Comunicadora social, capacitadora laboral, miembro de ALCO como voluntaria en la protección de los animales y activista en la campaña Fuerza Toros.

Da tu opinión