Corridas de toros: ¿Patrimonio cultural por Sentencia del TC-2011? ¡MENTIRA!

¿Culturales porque el Tribunal Constitucional lo dijo? Vamos por partes: La sentencia que dio el Tribunal Constitucional, de abril del 2011, a la  Demanda de inconstitucionalidad interpuesta por el Colegio de Abogados de Lima Norte, contra el artículo 2º de la Ley N. º 29168, Ley que promueve el desarrollo de los espectáculos públicos no deportivos, la consideró INFUNDADA.

Esto quiere decir que el Tribunal Constitucional del Perú no accedió a la demanda de los taurosicópatas*1)Dícese de la gente a la que le gusta, que le complace y se alegra, de la tortura, sufrimiento y muerte de los toros. Cuánta más sangre haya es mejor para ellos y si muere o es herido el torero, su gozo es aún más fuerte. pues de haberlo hecho las corridas de toros, como hasta hace un tiempo atrás, no pagarían impuestos.  Es decir, de las ventas de las entradas no se deduciría ningún porcentaje y la ganancia sería líquida para los organizadores de estos eventos sangrientos e inhumanos. Pero no fue como ellos quisieron.

Es verdad que el TC ha dicho en uno de los fundamentos de la sentencia que las corridas de toros son culturales y para ello se basaron en el diccionario de la Real Academia de la Lengua española, donde en una de las acepciones del significado del término cultura dice: Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc”. Entonces, si bien es cierto que es innegable que las corridas de toros sean culturales en el sentido solo de ser una costumbre (mala, por cierto), eso no quiere decir que formen parte del Patrimonio cultural del Perú, ni mucho menos que esa costumbre de torturar animales haga referencia al cultivo del espíritu humano y a las facultades intelectuales del mismo. La cultura, en ese sentido, es civilización y progreso. Y los espectáculos como las corridas de toros donde hay violencia extrema jamás podrán llevarnos a la civilización y al progreso. No se comprende que estas costumbres sigan permitidas y legalizadas hasta hoy en día en nuestro país. Es inaudito.

El TC dice, con respecto a la definición de lo que es cultural, que el Fallo del 2005 – donde declaró no culturales las corridas de toros –  tendría que ser reconsiderado por el significado de la palabra cultura, no por otro motivo. 

Entonces El TC jamás ha dado un Fallo que diga expresamente que las corridas de toros son “patrimonio cultural del Perú”, como lo gritan a los cuatro vientos los aficionados a la tortura de animales.  Eso es un engaño. Y de hacerlo quedaría en papel nada más pues el TC no es la entidad a quien le compete declarar Patrimonio cultural de la Nación a tales o cuales costumbres.

Esa función le compete al Ministerio de Cultura y entre los patrimonios culturales del Perú no se encuentran declaradas expresamente las corridas de toros ni las peleas de gallos como tales. Lo que dice la ley Nº 28296 es ambiguo y habla en general sobre las costumbres de los individuos de un lugar como bienes patrimoniales.

Y así estas funestas costumbres sean declaradas por la autoridad competente como patrimonio cultural del Perú tal declaración no impediría que estas costumbres sean abolidas por ley. Y simplemente quedarían como “una tradición cultural”  de un grupo de personas mal de la cabeza y luego aparecerían en los libros de Historia como aparecen en ellos el circo romano para enseñarnos que alguna vez existieron y fueron legales, nada más.

Por cierto, en el gobierno pasado (2011-2016) existió un proyecto de ley en el congreso para declarar las peleas de gallos como patrimonio cultural. Nos preguntamos si supuestamente lo son ¿para qué entonces hubo este proyecto en el congreso? Nunca fue ni debatido, ni aprobado. Creemos que tal proyecto presentado por la bancada nacionalista fue otra “táctica” más para presionar y que la nueva ley de protección sea aprobada con la exclusión de los toros, gallos y cuanto animal sea utilizado en espectáculos “culturales” (una patraña) del marco de protección, una vez más. 

Por favor, no nos dejemos engañar por los medios de des-información que dicen que esta costumbre ha sido declarada Bien de Interés Cultural y que no pueden ser prohibidas ni ilegalizadas. Eso falso. Estas afirmaciones solo nos demuestran las influencias que tiene la tauromafia en el Poder que quiere confundir a la población para que piense que esa costumbre no es incivilizada ni violenta.  En el 2016 el congreso volvió a blindar y proteger la tortura y el sadismo a través de una nueva ley de protección animal bajo la justificación de que es “cultura”, una cultura decadente, una cultura de crueldad e inhumanidad, es la “cultura” de sádicos y cobardes, que la mafia enquistada en el congreso peruano aún se empeña en mantener e imponernos a los peruanos civilizados.

Ahora debemos seguir luchando con más FUERZA pues hemos entrado a la etapa para llegar a hacer un REFERÉNDUM que tiene como objetivo final la ABOLICIÓN. 

NECESITAMOS 2 MILLONES Y MEDIO DE FIRMAS de CIUDADANOS PERUANOS. 

-Infórmate. 
-Firma. 
-Inscríbete para recolectar firmas. 

Más información sobre el “famoso fallo” AQUÍ.

LOS TOROS NOS NECESITAN. NO BASTA SOLO CON ESTAR EN CONTRA. SÉ UN ANTITAURINO DE ACCIÓN.

 


 

SÍGUENOS

Por ¡FUERZA TOROS!

Ahora la ABOLICIÓN de las CORRIDAS DE TOROS y espectáculos crueles con animales en el Perú depende de TI. FUERZA TOROS camino al Referéndum.

REFERENCIAS:    [ + ]

1. Dícese de la gente a la que le gusta, que le complace y se alegra, de la tortura, sufrimiento y muerte de los toros. Cuánta más sangre haya es mejor para ellos y si muere o es herido el torero, su gozo es aún más fuerte.
Por ¡FUERZA TOROS!

Por ¡FUERZA TOROS!

Ahora la ABOLICIÓN de las CORRIDAS DE TOROS y espectáculos crueles con animales en el Perú depende de TI. FUERZA TOROS camino al Referéndum.

Da tu opinión